jueves, 22 de enero de 2009

A vision of students today



La imagen que proyecta este video de Wesch, en cierto modo refleja el tedio e inconformismo que todos hemos sentido alguna vez en un aula, con un profesor delante. Esta constante atemporal, se viene produciendo independientemente de los contenidos, metodologías y recursos empleados en la educación. Pudiera parecer que con esta discusión tendríamos la escusa perfecta para justificar el por qué nada cambia sustancialmente en educación.

Cualquier profesional que hiciese un viaje en el tiempo hacia el futuro desde el siglo 19 no sería capaz de reubicarse en su trabajo, ni reconocería herramientas ni procedimientos, salvo el profesor, cuya pizarra y tiza seguirían siendo válidas.

Llevamos ya tiempo comentando que la realidad es muy distinta a la que se vive en las aulas. La universidad sigue formando y enseñando "nubes", que no tienen aplicativo en el mundo laboral. Pero esta divergencia es hoy en día más patente y en cierto sentido preocupante. Los cambios que está sufriendo la sociedad son vertiginosos, y es en estos momentos cuando o te actualizas y sigues la corriente de los nuevos cambios o quedas obsoleto.

Las tecnologías de la información y la comunicación están presentes en la forma de vida de nuestros alumnos. Con mayor o menor acierto, con más o menos efectividad, con más o menos profundidad intelectual, con mayor o menor espíritu crítico utilizan internet, medios audiovisuales y tecnologías que les resultan atractivas. Entonces ¿por qué no utilizamos los docentes de forma habitual estas herramientas en base a un mayor acercamiento a su realidad? ¿Por qué la tecnología no forma parte inequívoca de la práctica docente?

No hay comentarios: